Hotel, dulce hotel

Hotel, dulce hotel

Hace más de dos semanas vivimos de hotel en hotel. En mi opinión, un estilo de vida sobrevalorado. A veces, más vale cama y baño conocidos que suite por conocer. A medida que avanzamos hacia el norte las estadías en los hoteles se han tornado… ¿Cómo decirlo? ¿Self...
Invisible

Invisible

Cuando salí de la finca, el sol ya estaba en alto. Sentí la gravilla apretujándose bajo mis zapatos y mis pasos, persiguiéndome. Tomé el sendero que llevaba al pueblo, adentrándome en las hileras de olivos; sólo se oía el rumor del viento rozando las hojas. Avancé un...
Ordesa en octubre

Ordesa en octubre

Me enamoré del otoño con su voz dulce y débil, de este sol de corto vuelo y de las noches alargadas. . Me enamoré de las hojas moribundas en la tierra, y de las que aún les quedaba su metamorfosis cromática. . Me enamoré de esta sensación – dentro mío –...
Escritos en el mar

Escritos en el mar

No sabía cómo contar la salida certera de este sol, ni cómo describir las dudas que surgieron de la nada, batiendo sus alas sobre la playa, internándose en mi interior. Las olas, enroscadas, avanzaron hacia la costa para estirarse sobre la arena húmeda; luego...
Niña interior

Niña interior

Te miro de reojo y sonrío, siempre lo hago, sobre todo cuando siento que voy a salir a jugar. Te miro, apenas me reconozco. Levanto las cejas, sorprendida de mi propia voz. Ahora es más gruesa, pero sigue siendo suave, como los pañuelos que guardaba mamá en el segundo...
Rayuela

Rayuela

Rayuela, para conocerme y pintar mis mundos con una tiza. Contar uno, dos, y así hasta diez. Observar la tierra y luego el cielo. Tirar la piedra con tanto afán como quien tira una intención al universo. Calcular el terreno dibujado, el vuelo azaroso del pedrusco....